Ponen en marcha la XXIX Temporada de Protección y Anidación de Tortugas Marinas 2016

Autoridades de los tres órdenes de gobierno, instituciones académicas, grupos de la sociedad civil organizada así como voluntarios, que integran el Comité Estatal de Tortugas Marinas, inauguraron la Trigésima Novena Temporada de Protección y Anidación de Tortugas Marinas 2016; la cual se ha consolidado como uno de los programas de conservación de especies en riesgo más exitoso en el país.

En el evento efectuado en el campamento tortuguero “La Escollera”, en Sabancuy, Carmen, el titular de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales del Estado (SEMARNATCAM), Roberto Alcalá Ferráez, acompañado de la representante del rector de la Universidad Autónoma del Carmen (UNACAR), Pamela Mollinedo Rosado; del director del Área de Protección de Flora y Fauna Laguna de Términos, José Hernández Nava; reconoció la labor y la suma de voluntades que se tiene en este Programa de Protección de la Tortuga Marina.

Mencionó que son diversos los factores que provocaron la disminución de la biomasa de las tortugas y ante ello, se adoptaron medidas drásticas para proteger estas especies tan indefensas al ser humano.

“Lo importante es lo que hacemos nosotros, lo que hace cada quien con la parte que le corresponde, a nosotros como instituciones mantener el respaldo a estos campamentos, buscar los recursos necesarios, contribuir a que la institucionalidad prevalezca y eso muestra que los resultados después de 39 años de trabajo que se implementó este programa en el Estado de Campeche tiene frutos”, destacó.

Señaló que los modelos de consumo que ha adoptado el ser humano, genera una destrucción de los recursos y que obligará a actuar de otra manera, “es un asunto de todo lo que estamos viendo con el Cambio Climático, temperaturas, deforestación, etc., que nos va a obligar a buscar formas de poder enfrentar este calentamiento global”.

Tras agradecer la colaboración de las diversas instituciones para estos trabajos de conservación, se comprometió a gestionar los recursos para continuar con este programa exitoso, a fin de proteger más nidos y garantizar que el porcentaje de eclosión mejore, a través de la aplicación de técnicas y el uso de tecnologías apropiadas.

Por su parte, Mollinedo Rosado comentó que “el hombre es el responsable actual de la lucha por la existencia de estos antiguos, pacientes y longevos reptiles, lentos en la tierra y carismático en el mar, pero cuyo futuro depende de nosotros. En la actualidad, algunas poblaciones de las diferentes especies de tortugas marinas que habitan y anidas en las aguas de litorales mexicanos se encuentran reducidas a niveles críticos y están consideradas como especies amenazadas y en peligro de extinción por la Unión Internacional por la Conservación de la Naturaleza y los recursos naturales”.

Puntualizó sobre la cantidad de quelonios que arriban a costas campechanas, “ya que su ubicación en el cinturón tropical y por la complejidad de sus ecosistemas estuarinos-lagunares y marinos, como es el caso del municipio de Carmen, son considerados por las poblaciones de tortugas marinas, como hábitat preferidos, ocupando la zona temporal o permanente durante alguna etapa de la vida, compromiso que la UNACAR tiene con la protección del medio ambiente a través de sus profesores investigadores, centros y programas dirigidos a esta temática”.

Consideró importante la colaboración ciudadana para mantener las playas limpias, ya que las tortugas pueden confundir la basura como alimento y provocar su mortandad, “todos como carmelitas, campechanos, como mexicanos que formamos parte de este ecosistema tenemos en nuestras manos la oportunidad de ayudar a preservarlas”.

Por su parte, Hernández Nava dio a conocer los resultados de la Temporada de Anidación 2015, registrándose un total de 10 mil 839 nidos, de los cuales ocho mil 833 fueron de tortuga blanca y dos mil seis de carey; se obtuvieron 774 mil 37 huevos, de los cuales 548 mil 712 pertenecen a la tortuga blanca y 236 mil 325 a la de carey; y se lograron 449 mil 652 crías, de las cuales 261 mil 574 fueron de tortuga blanca y 188 mil 178 de carey.

De acuerdo al programa de conservación en el estado, el registro de nidos de tortuga blanca (C. mydas) en el 2015 alcanzó su máximo histórico en un periodo de 32 años, y en el caso de anidaciones de carey (E. imbricata), 2015 sólo representó el 56% de su máximo histórico ocurrido en el año de 1999.

Por otro lado, el presidente del Comité Estatal de Tortugas Marinas, Alfonso Díaz Molina, recordó cómo ha sido el desarrollo de los esfuerzos por proteger estas especies emblemáticas, y que hoy suman un total de 14 campamentos, quienes año con año realizan arduas jornadas en más de 214 kilómetros de litoral para cuidar a los quelonios.

Resaltó que los logros están a la vista, y muestra de ello es que se ha podido abatir el robo y saqueo de nidos en la playa “y hoy los pescadores son nuestros aliados, en el caso de la tortuga blanca está en franca recuperación, se está haciendo investigación, es claro que la conservación y monitoreo de especies son acciones que se deben hacer para detectar cambios en las poblaciones”.

Compartir esta nota en: