De 14 mil mdp pérdida económica por contaminación del aire: IMCO

Sin acciones, al cierre de este sexenio ascendería a 20 mil mdp.

La contaminación del aire ha generado un costo para el país de casi 14 mil millones de pesos por su impacto en la salud, de enero de 2010 a la fecha, calculó el Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO).

La consultora del IMCO, Fátima Masse, expresó que de estas pérdidas económicas, 11.5 mil millones de pesos corresponden a pérdida de productividad y 2.5 millones de pesos a gastos en salud.

Al presentar la “Calculadora de riesgo por contaminación atmosférica”, advirtió que sí la administración actual no actúa para mejorar la calidad del aire, la pérdida económica durante este sexenio ascendería a 20 mil 300 millones de pesos para 2018.

Expuso que cada año la contaminación en México impone altos costos para la sociedad, de unos cuatro mil 123 millones de pesos, cifra que equivale al 50 por ciento del gasto en medicinas del IMSS en 2010.

De este costo anual, tres mil 395.8 son por pérdidas de productividad por muertes prematura y ausentismo laboral, y 727.8 millones de pesos por gastos en salud, añadió en rueda de prensa.

Comentó que de 34 ciudades analizadas por el IMCO, las cinco que presentan mayor afectación por contaminación del aire con: Mexicali, Cuernavaca, Monterrey, Tijuana y Zona Metropolitana del Valle de México (ZMVM).

Dijo que, a diferencia de la percepción general, la ZMVM no es la más afectada por este problema, sino Mexicali, ciudad que presenta el doble de tasas de muerte prematura que Cuernavaca y el triple respecto a la Ciudad de México y su zona conurbada.

Resaltó que a consecuencia de la contaminación del aire, Mexicali reporta 30 muertes prematuras, 74 hospitalizaciones y tres mil 039 consultas por cada 100 mil habitantes; mientras que en Cuernavaca son 15, 28 y dos mil 252, respectivamente.

Masse mencionó que en el caso de la ZMVM, los casos atribuibles a la contaminación son: nueve muertes prematuras, 21 hospitalizaciones y mil 170 consultas por cada 100 mil habitantes, según datos monitoreados de 2010.

En ese sentido, las recomendaciones del IMCO para atender el “serio” problema de la contaminación son: aumentar y mejorar la información disponible sobre la calidad del aire; fortalecer la normatividad en materia de calidad del aire, y mejorar la instrumentación de políticas en la materia.

“Si queremos ciudades más competitivas debemos actuar ahora, y sólo si tenemos información suficiente, de alta calidad y normatividad adecuada, vamos a poder implementar políticas públicas efectivas que sean capaces de mejorar la calidad de aire de nuestras ciudades”, subrayó.

A su vez, el presidente de la Comisión Ambiental de la Megalópolis, Francisco Barnés Regueiro, coincidió en que el problema de la calidad del aire en el país es muy grande, no sólo por el nivel de contaminación que hay, sino porque se desconoce el nivel real que se tiene, ya que las estaciones de monitoreo son escasas.

El director de Salud Ambiental del Instituto Nacional de Salud Pública, Horacio Riojas Rodríguez, opinó que la contaminación atmosférica no es sólo un problema de México, ya que ésta se sitúa como uno de los cinco principales riesgos a la salud en el mundo, debido a los modelos de urbanización desordenados seguidos sobre todo en países de desarrollados.

Por ejemplo, apuntó, en México más de 70 por ciento de la población vive en ciudades, fenómeno que se replica en todo el mundo, en especial en América Latina, lo que convierte a la contaminación en problema de salud pública de nivel global.

Sostuvo que los síntomas y enfermedades que provoca la contaminación atmosférica van desde irritación de ojos y garganta y dolor de cabeza, pasando por infecciones respiratorias agudas comofaringitis, laringitis y conjuntivitis, y finalmente se asocia a enfermedades cerebrovasculares, pulmonares, del corazón y neumonía, entre otras.

Compartir esta nota en: