Autoridades acuerdan reforzar acciones para sofocar incendio forestal en “El Lechugal”

Ante la contingencia que prevalece por  el incendio  forestal  en  el ejido “El Lechugal”, municipio de Escárcega, por instrucciones  del gobernador  Fernando Ortega Bernés,  el  Comité Estatal para la Prevención de Incendios Forestales anunció  hoy el reforzamiento de las acciones y estrategias que de manera coordinada llevan a cabo  instancias federales,  estatales y municipales, para sofocar el fuego que ya afectó cuatro mil hectáreas de selva mediana y áreas agrícolas y ganaderas.

En sesión celebrada en el Salón Gobernadores y presidida por el secretario de Gobierno, Roberto Sarmiento Urbina, se informó que el incendio  ya está controlado en un 60 por ciento,  ante  el permanente   trabajo  de  combate   que  realizan 341 elementos, entre voluntarios y brigadistas de dependencias federales, estatales y municipales, así como del Ejército Mexicano.

Sarmiento Urbina pidió a las instancias que integran el comité,  reforzar  las acciones de difusión de las medidas de prevención que  se efectúan para  poder  mitigar  el  fuego  y  solicitar  a los ejidatarios que detengan  sus actividades  de  quemas agrícolas, “pues el descuido es la principal causa de los incendios que se han presentado en todo el Estado”.

“La temporada de quemas concluyó el 15 de mayo pasado, por lo que, a partir de ahora se procederá legalmente contra quienes realicen quemas de manera irregular”, aseguró el secretario de Gobierno.

Dijo que se mantendrá vigilancia permanente del siniestro y comunicación constante entre las instancias involucradas para lograr combatirlo a la mayor brevedad.

De acuerdo al reporte dado a conocer por Jorge Isaac Brown Filigrana, delegado de la Comisión Nacional Forestal (Conafor), el incendio inició el 30 de  abril pasado y  a la fecha   ha afectado   unas mil 750 hectáreas de selva mediana y otras dos mil 250, de zonas agrícolas  y ganaderas.

Indicó que en las últimas semanas las brigadas realizaron un intenso trabajo para crear brechas manuales y cortafuegos, con el propósito  de frenar el avance de las llamas que se propagaron en direcciones opuestas, y que originaron la división de cinco zonas de combate, cada uno abarcando 30 kilómetros.

“El origen del siniestro fueron dos quemas agrícolas realizadas en la comunidad afectada y que se salieron de control por falta de precaución de los productores”, explicó.

En la reunión, la secretaria de Medio Ambiente y Aprovechamiento Sustentable, Evelia Rivera Arriaga, precisó que  el pasado 15 de mayo concluyó  el calendario de quemas, por lo que  se iniciará  una revisión en los 11 municipios, de los permisos otorgados a ejidatarios y productores, y será  sancionado legalmente quien no respete los tiempos marcados para dicha actividad.

Por su parte, la Conafor informó que actualmente 341 elementos  -entre personal  de la propia delegación,   de la  Sedena,  de la SMAAS  y  del Centro  Estatal de Emergencias de Campeche,  así  como  ejidatarios-,  trabajan de  manera permanente  para  frenar el fuego en la zona  forestal afectada.

Reportó que para mantener  las acciones de combate  fue necesario  instalar  en la zona,   seis campamentos temporales  y   el uso  de pipas de agua, bombas potabilizadoras, cuatro tractores, dos helicópteros especializados de la Conafor para el traslado de brigadistas, personal de apoyo y equipo;  así  como una ambulancia, cinco camiones de tres toneladas y cuatro camionetas de doble tracción.

Asimismo, se cuenta con vehículos de carga aportados por las secretarías de la Defensa Nacional; del Medio Ambiente y Aprovechamiento Sustentable y del Centro Estatal de Emergencias; además  que se tiene  disponible  una avioneta del Gobierno del Estado para realizar sobrevuelos de supervisión.

De igual manera, se dijo que las tareas  de reforzamiento incluyen   un mejor  servicio  de alimentación y atención médica para los brigadistas,  y  la dotación garantizada  de los insumos  que  requieren  los  vehículos  utilizados, como   gasolina, diesel y aceite.

En la sesión se informó que, además del incendio en El Lechugal, se monitorean otros dos casos  que  se  registran  en los  ejidos  Benito Juárez 3 y  Matamoros,   también del municipio de Escárcega, pero que  significativamente son  de menores dimensiones y   hasta el momento  han sido afectadas con 60 y 20 hectáreas, respectivamente. Las autoridades remarcaron  que  ambos  incendios  fueron originados también por quemas agrícolas que se salieron de control.

Igualmente  se  informó que están en proceso de verificación dos reportes de incendios en el paraje Chuncopo, de Escárcega y el ejido Felipe Carrillo Puerto, de Champotón.

Hoy, personal del SMAAS realizó un sobrevuelo de verificación en las zonas afectadas de Escárcega.

Asistieron también a la reunión del Comité Estatal para la Prevención de Incendios Forestales, el alcalde de Escárcega, Fernando Caballero Buenfil; el coordinador general del Centro de Control, Comando, Comunicaciones y Cómputo (C4), Jorge Argáez Uribe  y  el General Tomás Jaime Aguirre Cervantes, Comandante de la 33ª. Zona Militar.

 

Compartir esta nota en: