10 ideas prácticas para educar con conciencia verde

Las madres y los padres que educamos en el hogar estamos constantemente rodeados de niños y niñas: los nuestros y muchos otros. Inculcar amor por la creación e infundir conciencia verde al corazón de estos niños es la manera más eficaz de que nuestros esfuerzos verdes trasciendan a otras generaciones. Les compartirmos algunas ideas sencillas y cotidianas para ayudar a construir generaciones más verdes.

 

  1. Lea libros verdes Los libros son una gran manera de presentarles el Planeta Tierra, los conceptos básicos de temas ambientales y crear un sentido de respeto por la naturaleza. Los libros pueden ser de gran ayuda para encender la imaginación y curiosidad de un niño y para iniciar conversaciones sobre temas complejos, como el calentamiento global.
  2. Participar en actividades y manualidades verdes Las actividades y manualidades más simples son las que utilizan cosas que tenemos por toda la casa y en el recipiente de reciclaje. Nos divertimos más cuando hacemos nuestros propios materiales como con ingredientes de la cocina. O cuando utilizamos revistas y periódicos para hacer “collages”, empapelar o “paper mache”. También cuando convertirmos las cajas en naves espaciales, en barcos o en una cocina. Para crear no es necesario salir corriendo a comprar materiales porque si nos fijamos bien, tenemos muchos en nuestra casa.
  3. Tener conversaciones verdes y hacer asociaciones.Despierte la curiosidad de su hijo al hablar sobre el ciclo de los recursos naturales. Cómo se digieren los alimentos, cómo se produce la lluvia y cómo se hace el papel. La próxima vez que su hijo escoja un alimento no muy saludable, recuérdele lo que la mala alimentación puede hacer al cuerpo. Cuando se le olvide reciclar, aproveche para entablar una conversación sobre cuántos árboles son podados cuando no reciclamos. Los niños, al igual que los adultos, se sienten motivados a hacer lo correcto cuando entienden el por qué de las cosas.
  4. Haga un reto verde.La próxima vez que tenga sus niños explorando qué hacer, ofrezca un reto verde. Asigne una palabra, como aguabosque, o tierra y desafíeles a crear una historia, una manualidad, una canción o una obra de teatro. Pídales crear el vestuario con material que tengan en el hogar y que hagan un vídeo para luego compartir y celebrar al final de la noche.
  5. Haga hincapié en comer verde.Los alimentos son uno de los factores más influyentes para llevar una vida verde. No todo el mundo puede darse el lujo de consumir todo orgánico, pero mientras esté de compras, hable sobre las opciones de alimentos que están consumiendo. Los niños pueden leer las etiquetas de los alimentos y pueden ayudarle a tomar decisiones sabias sobre los alimentos. Con el tiempo aprenderán a reconocer las etiquetas de alimentos orgánicos y la importancia de las compras en los mercados de agricultores locales.
  6. Cree un huerto con los niños.Un pequeño huerto en el jardín es una gran manera para que los niños aprendan sobre el cultivo de alimentos (la sustentabilidad) y aprendan sobre los frutos de temporadas . No te preocupes por la participación del niño en todos los niveles – Se aprende mucho con sólo ver, cosechar y regar el jardín todos los días.
  7. Haga caminatas divertidas. A la mayoría de los niños y niñas les encanta caminar, pero pueden cansarse en largas caminatas. Llene sus paseos con pequeñas aventuras. Mis hijos adoran detectar insectos, contar carros, escuchar y contar los diferentes pájaros, e incluso imaginar que somos princesas y caballeros en una aventura. Aproveche hasta los estacionamientos.  Estacione lo  más lejano posible y cuente los carros de cada color hasta llegar a la tienda.
  8. Involucre a sus hijos en eventos verdes.Manténgase al día con organizaciones locales sin fines de lucro (por ejemplo, Sierra Club o el Fideicomiso de Conservacion) que mantienen eventos alrededor de la Isla. Los esfuerzos grupales ayudan a los niños y niñas entender que la lucha por salvar la Tierra es realmente una colectiva, y que los esfuerzos individuales se suman para hacer grandes impactos.
  9. Celebrar un día verde al mes.Establezca un día verde al mes  e involucre a sus hijos a participar en la planificación y en los preparativos. Déles algunas opciones como la donación de sus libros, ropa o juguetes que ya no usen o necesiten, ayudar a limpiar un parque local, o cocinar una comida verde. El uso de una variedad de temas expone a los niños y niñas a una serie de interrogantes ecológicas y las posibles soluciones o acciones que les rodean.
  10. Tener celebraciones verdes.Esta es mi idea favorita. Haga el compromiso de celebrar fiestas de cumpleaños amigables al ambiente y hablar de ello con su hijo o hija. Utilice artículos verdes para sus fiestas, en lugar de recibir regalos celebre un intercambio de juguetes o libros o incluso permita que su hijo o hija escoja una causa para compartir su cumpleaños con ella (ejemplo: los invitados donan en efectivo y lo recaudado se le entrega a un hogar de niños huérfanos). No se sienta culpable porque su hijo no reciba regalos. El orgullo de ayudar a una buena causa será mucho más valioso que cualquier oportunidad de desarrollo proporcionado por un montón de juguetes llamativos.

Fuente

Compartir esta nota en: